Reconocimiento

Niños, adolescentes,adultos y ancianos. Absolutamente todos necesitamos el reconocimiento de los demás. Que el otro sepa mirarme, y me diga qué ve.

– ¡Qué regalo tan bonito!¡Cómo se nota que me conoces bien! Y sabes cómo arrancarme una sonrisa…

– Muy bien, eso es hijo. Has construido un castillo precioso, fuerte y grande.

-Cariño, gracias por dejarme la nota cuando te fuiste.

-Cada vez que te veo me excito.

-Mamá, me encanta lo bien que sabes entretener al pequeño.

-No sabes lo bien que me siento después de que hayas tenido el gesto de pedirme disculpas. Te lo agradezco.

-Y soñé contigo la otra noche.

-Mira, te ayudo y lo hacemos juntos los dos, ¿vale?

-Estoy de acuerdo contigo, planteas en tu ejercicio cosas interesantes. Me gustaría subrayar…

-Hoy no puedo quedar contigo, pero he pensado que quizás…

-Eres una heroína

Grandes, medianos y sutiles comentarios. Sacian y hacen una pequeña diferencia. No es lo mismo escuchar estas palabras que no.

¿Y tú, cuál añadirías?

Image